• Categorías

  • No aceptación de herencia

    Análisis de la sentencia emitida por el Tribunal Supremo con fecha 31/05/2006 en la que emite un fallo, una vez más, en el que deja claro que la aceptación de una herencia exige actos claros y precisos que revelen la voluntad inequívoca de aceptar la herencia.

     

    En éste caso, dos personas se enfrentan a tres hermanas para que le paguen una deuda contraida con ellos. Alegan que sí que tienen dinero para hacer frente al pago fruto de una herencia de la que has sido beneficiadas.

     

    Presentan una denuncia ante el Juzgado de Primera Instancia, que es desestimada ya que el Juez entiende que la herencia no ha sido aceptada de forma expresa o tácita.

     

    Los actores ( los denunciantes) alegan que les han enviado cartas referentes a la hipoteca de una finca fruto de la herencia. El Juez entiende que el haber recibido dichas cartas no se corresponde con una aceptación de la herencia.

     

    Los denunciantes recurren ante la Audiencia Provincial de Madrid, que estima parciálmente el recurso y obliga a las denunciadas a pagar parte de lo que se les exige.

     

    Los denunciantes, no satisfechos con la sentencia, deciden interponer un recurso de casación frente al Tribunal Supremo, que lo fundamentan de la siguiente manera:

     

    • Infracción del artículo 999 del Código Civil, puesto que a la vista de las pruebas practicadas en primera instancia y en apelación, resulta que las hermans han realizado actos que suponen su voluntad de aceptar la herencia.

    • Inaplicación del artículo 999 del Código Civil en relación con los artículos 596 y 597 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de los artículos 1.214, 1.253 y 1.249 del Código Civil, denunciando la existencia de error en la apreciación de la prueba.

    • Inaplicación del artículo 523 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en relación con el artículo 24 de la Constitución.

    • Inaplicación del artículo 523 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

    Los dos primeros motivos los analiza a la vez por tratarse ambos de la inaplicación del artículo 999 del Código Civil. Dice el Tribunal que se trata de un intento de revisión de los resultados apreciados por el juzgado de primera instancia y la audiencia, lo que está fuera del ámbito casacional ya que el Tribunal Supremo no es una tercera instancia.

     

    Dice además que los denunciantes has hecho una apreciación de la prueba como han querido, al dar por sentado que la recepción de la carta se convalida con una aceptación de la herencia, cosa que no es tal, y enumera una serie de sentencias que ya se han pronunciado en el mismo sentido.

     

    Los motivos tercero y cuarto de la casación se estudian a la vez, al tratar la parte actora que no se le condene en costas tanto en primera instancia como en ambos recursos, alegando que la actitud de las demandadas les indujo a error.

     

    El Tribunal Supremo se pronuncia diciendo que otra vez incurren en el error al entender que hubo aceptación tácita de la herencia, cosa que quedó demostrada tanto en primera instancia como en el recurso.

     

    Por ello el Tribunal Supremo desestimó el recurso de casación.

     

     

    Con el análisis de esta sentencia, esperamos que quede aclarado que la aceptación de la herencia ha de ser claro, con palabras o actos que no den lugar a error de apreciación por parte de terceros.

    Compartir en
  • Guía para heredar en otros países